Carta de Agradecimiento a nuestros hermanos de la RCC

Queridos hermanos y hermanas de la RCC. Querida familia renovada por el Espíritu Santo, hace ya un año que comenzó la tarea del nuevo equipo nacional ECONA, y hemos tratado de avanzar en los objetivos que hacen a nuestra identidad evangelizadora en el Espíritu.

Ha sido un año pleno de acontecimientos celebrando el Jubileo en cada una de las diócesis y grupos de oración donde se ha custodiado nuestra identidad, gracias a cada uno de los responsables y colaboradores de los Grupos de Oración, ustedes constituyen el pilar de nuestro movimiento. Gracias a los equipos diocesanos por pastorear y acompañar en el día a día a cada uno de estos grupos.

También debo agradecer la colaboración del coordinador nacional saliente Rubén Sánchez quien en todo momento estuvo presente aportando su experiencia. Y contribuyendo a que este año de transición sea ordenado y de crecimiento para la RCC Argentina

Tengo que agradecer la colaboración, apertura y servicio del hermano y amigo Antonio Melone coord. diocesano de Córdoba, que nos facilitó las instalaciones de Café con Dios para nuestras reuniones y secretaría, además de su trabajo personal que posibilitaron y facilitaron enormemente la tarea, como así también de los miembros del CAE (Consejo Asesor Económico) que tuvieron a su cargo la enorme tarea de control, compra, venta y registración financiera  realizando un excelente trabajo.

Tenemos la suerte con contar con una secretaria administrativa, Jimena, que nos ayuda a poder estar permanentemente conectados. El boletín informativo es un ejemplo de su trabajo, y esta debe ser una herramienta que tenemos que utilizar para que todos conozcan esta corriente de gracia, y puedan apreciar la seriedad y formación que permanentemente incluimos en los boletines. Estamos trabajando para actualizar y renovar nuestra página Web donde cada región tiene su espacio para informar sobre los grupos de oración diocesanos sus días de reunión y ubicación, y los proyectos y tareas que están realizando como equipos diocesanos y regionales. Además vamos a colocar en la página enseñanzas y trabajos para colaborar con la formación permanente.

No quiero cerrar esta breve reflexión sin destacar especialmente la bendición que tenemos de contar con el Obispo referente HAN LIM MOON, que se ha comprometido con nuestra corriente de gracia  acompañando y asesorando. Muchas gracias Monseñor por su servicio.

A todos los miembros del ECONA y especialmente al padre Juanito incansable y siempre dispuesto a servir, muchas, gracias y mis oraciones para que el Señor nos siga bendiciendo en este su servicio.

Con afecto Daniel Aimaretti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *