Objetivo del Ministerio

Objetivo del Ministerio de Familia

  1. La evangelización de la sociedad desde la familia y Evangelización de la familia, desde la espiritualidad de la renovación. Ofrecer un servicio orientado a la atención de las necesidades especificas de los distintos estados de vida de la Familia Cristiana renovada, llegando de acuerdo a las distintas situaciones que se presentan diariamente A descubrir a Cristo en medio de la misma, Apoyando, acompañando, y orientando sobre cual debe ser el perfil de la familia renovada.
  2. Sugerir orientaciones pastorales referentes al matrimonio y la familia; Ayudar a las familias jóvenes y adultas a vivir en Cristo su vida ordinaria. Promover los valores cristianos en las familias.
  3. Ser lugar de encuentro para la mutua información e intercambio entre Diócesis y dentro de cada una de ellas.
  4. Promover realizaciones concretas en beneficio de la familia, jornadas, cursos, retiros, encuentros y centros de investigación de nivel parroquia, diocesano y nacional.
  5. Promover, difundir y suministrar material y elementos de trabajo convenientes para la pastoral familiar. Suscitar el estudio de la realidad conyugal y familiar y la reflexión teológica acerca del tema.
  6. Aplicar en la medida de lo posible el “Proyecto Orgánico de Pastoral centrado en la familia”, elaborado por la C.E.A. (A partir del Directorio Nacional de Pastoral Familiar Líneas Pastorales para la Nueva Evangelización y Doc. Navega Mar Adentro (CEA)).
  7. Fomentar que las familias cristianas asuman el compromiso de construir una sociedad mas humana, con un compromiso por vivir el Reino de Dios en este mundo.
  8. Que la familia cristiana tome conciencia de que tiene que ser evangelizadora. Suscitar la incorporación de las familias como agentes de la pastoral familiar.
  9. Fomentar la visión cristiana del matrimonio. Promover la participación de las parejas cristianas en grupos de matrimonios.
  10. Que las familias cristianas asuman el compromiso de construir una sociedad mas humana. Promover a la familia como célula fundamental en esta sociedad.
  11. Crear una estructura adecuada y estable que garantice la realización de los objetivos definidos. Si se llegase a crear un Centro de Orientación Familiar, sería muy estimada la colaboración profesional (psicólogos, médicos, abogados, asistentes sociales, etc.).
  12. Sus áreas de competencia son: formación de agentes de pastoral familiar, sector prematrimonial, sector postmatrimonial, servicio a la vida, niños y adolescentes (madres solteras), mayores, separados y/o divorciados, ancianos y viudas/os.

No se admiten más comentarios